lunes, 22 de octubre de 2012

Zapatero como arma de destrucción masiva

Lo sucedido este domingo demuestra una cosa: lo de Andalucía y Asturias fue una excepción. El destrozo que ha causado Zapatero en su partido durante sus años de mandato es de tal magnitud que el PSOE va a tardar muchos años en recuperarse. Los españoles no olvidan, ni perdonan. 

El razonamiento es muy sencillo. Si no fuera así, el Gobierno del PP ha dado sobrados motivos para haber cosechado una sonora derrota al menos en Galicia. No sólo debía haber perdido allí, en buena lógica, la mayoría absoluta. Es que debía haberse desplomado en las urnas pagando el descontento de los ciudadanos. 

Porque el cabreo es intenso en millones de funcionarios, de parados, de autónomos, de pequeños ahorradores, de consumidores, de profesores, de escolares, de universitarios, de investigadores. Profesionales de la construcción, proveedores de la Administración Pública, sindicatos, defensores de la ayuda y la cooperación, militares, Erasmus, periodistas… han manifestado su descontento con los políticos en general y con este Ejecutivo en particular.

Y no es un movimiento superficial. Por primera vez en la historia de este país habrá dos huelgas generales convocadas en un mismo año. Hay movilizaciones regulares en la calle, protestas y algaradas. 

Hay desafección hacia la clase política y un enfado muy grande hacia este gobierno que recorta, recorta, recorta y asfixia a los individuos con más impuestos y gravámenes. 

Aún así, el PP no se hunde. Baja en las encuestas pero no se derrumba, que sería lo razonable. Frente a esto, el PSOE está demostrando que se encuentra herido de muerte. No han sido simplemente unos rasguños, no. Se trata de un tumor con metástasis. Veremos si tiene cura y veremos lo que tarda en sanar.

Son indudablemente muy buenas noticias para Mariano Rajoy. Porque a poco que logre ponerle el cascabel a este gato de la crisis, como logre en un par de años dar con la tecla que saque a España de este berenjenal en el que está metido y pueda volver a bajar impuestos… creo que la sola mención a una vuelta al pasado será suficiente argumento para que este enfermo PSOE entre en fase terminal.

Ya, desde antes de la Guerra Civil Española, el PSOE debería de haber desaparecido de la faz de España, pues ha demostrado ser un Partido inutil y destructor, que para conseguir o mantenerse en el Poder, hace lo que sea, cuando sea y como sea y los miembros de sus distintos Gobiernos, verdaderos parásitos. Entre las muchas "atropelias" que han cometido es la cesión de la cartera educativa a Comunidades Separatistas, que es el principal germen de la desintegración de España. No se está hablando del Socialismo, sino del PSOE.

Rodriguez Zapatero, ha traido grandes problemas para España, pero para su Partido , el PSOE, ha sido "letal".

Ahora, ante el crecimiento que está experimentando el Nacionalismo / Separatismo, en las Comunidades del País Vasco, Galicia y Cataluña, por un lado y el terrible problema económico y de imagen que tenemos en España, mas que nunca, es necesario, que existan partidos que defiendan la Constitución Española y tengan, como principal objetivo, el bien común de los Españoles.

En España, se da una realidad, que no conozco otro país en el que exista y es que el Nacionalismo y el Separatismo, que, en principio, son movimientos antagónicos, vayan de la misma mano. 

Nota: Inspirado en Javier Fumero

viernes, 28 de septiembre de 2012

Políticos, Sindicalistas, Periodistas y Jueces



Los políticos, los sindicalistas, los periodistas y los jueces son los cuatro grandes culpables del fracaso español y los profesionales más despreciados por la sociedad, en la que el quinto gran culpable es la misma ciudadanía, integrada mayoritariamente por borregos sometidos que apoyan el sistema con su sometimiento y con sus votos ante las urnas, vergonzosamente permisivos e incapaces de poner freno a los abusos, desmanes e injusticias de su lamentable clase dirigente.
Las encuestas reflejan en España, con meridiana claridad, el profundo desprecio ciudadano a esos grupos y profesionales, convertidos en los grandes pilares del actual desastre de España, un país de desempleados, pobres, fracasados, con sus valores en quiebra y poblado de gente triste, confusa y sin esperanza.
Los políticos españoles son culpables por corruptos, embaucadores y fracasados. Son los principales culpables porque acumulan mas poder y responsabilidad que ningún otro sector de la sociedad, controlando las leyes, la fuerza, el presupuesto y los poderosos recursos del Estado. A pesar de todo, no han sido capaces de solucionar los grandes problemas del país y muchas veces los han agrandado con sus errores y debilidades, olvidando que han sido elegidos, situados en la cúspide de la sociedad y rodeados de privilegios no para que tomen decisiones, sino para que acierten y aporten soluciones.
Los sindicalistas son también culpables del desastre español por renunciar a su función reguladora en las relaciones laborales y por haberse convertidos en vagos y maleantes subvencionados. Han abandonado a los trabajadores y se han integrado en el poder establecido, formando un bloque compacto con los políticos, especialmente con los de izquierda, repartiéndose privilegios y ventajas y comulgando con desmanes, abusos, corrupciones y traiciones.
Los periodistas se han convertido en los grandes cómplices del poder abusivo, corrupto y antidemocrático que está destrozando España, tras haber asesinado su propia independencia y, subyugados por el poder y sus ventajas, han renunciado a la verdad y a la fiscalización de los poderosos, incorporándose, vergonzosamente, a los dispositivos de propaganda y mentira del sistema. Han abandonado al pueblo a su suerte y han convertido la democracia en una orgía de poderosos sin control, sin crítica y sin vigilancia. Impregnados de ignominia y oprobio, la mayoría de los periodistas españoles, de un modo u otro, directa o indirectamente, se han vendido al poder y han fracasado, convirtiéndose, ante los ojos de los ciudadanos, en traidores y colaboracionistas que deberán ser castigados cuando España consiga ser un país democrático..
Los Jueces, igualmente sometidos al poder político, se han dejado dominar y controlar sin ofrecer resistencia, acabando con la independencia judicial y con la Justicia misma en un país que, por la densidad de delincuentes con poder, necesitaba, urgente e intensamente, de sus servicios. Son culpables, sobre todo, de cobardía y se han convertido en el pilar principal de la indecencia y la ignominia que campean por España, donde los poderosos, especialmente los políticos, saquean y delinquen con una intolerable impunidad práctica. La cobardía de los jueces ha convertido la democracia en una pantomima y ha permitido que la ley sea desigual y rastrera, dura para los pobres, blanda para los ricos e invisible para los poderosos.
Políticos, sindicalistas, periodistas y jueces son cuatro sectores tan intensamente contaminados que han perdido el norte y hasta ignoran su misión y lugar en la democracia. Para que España se regenere y sea un país democrático y decente, donde la prioridad sea el bien común y no el beneficio de los poderosos y el interés de los grandes partidos políticos, las cuatro profesiones contaminadas deben refundarse y regenerarse de manera especial, con una reeducación profunda de sus miembros, que deberán aprender cosas tan elementales como que el poder, en democracia, reside en el pueblo, que el ciudadano es el soberano del sistema, que la democracia es el reino de la verdad y de la luz, que el bien común debe presidir todos los procesos de toma de decisiones, que los poderes básicos del Estado deben ser independientementes, que los seres humanos nacen iguales y que la justicia, la libertad y la decencia son los valores supremos del sistema.

domingo, 16 de septiembre de 2012

Posicionamiento de CILUS sobre el rescate a los bancos



Liquidar una entidad no viable sale a coste cero para el Estado. En la liquidación de un banco pierden dinero sólo aquellos que han asumido riesgo, y no se penalizaría a todo el conjunto de los españoles. Los bancos españoles se han endeudado fuertemente para conceder créditos; deuda contraída ante inversores que han arriesgado su capital con miras a un interés potencial y conscientes del riesgo. Desde un principio eran conscientes de que asumían el riesgo real de pérdida de su inversión. Además, ninguna entidad en España pondría en riesgo el conjunto del sistema financiero por su liquidación. De hecho, también la Comisión Europea se ha manifestado a favor de la liquidación de entidades bancarias deficitarias para sanear el sistema financiero español. En ningún caso es obligatorio inyectar dinero público para supuestamente “salvar” a la economía española. Es más, las inyecciones de dinero público en la banca han conllevado restricciones en los derechos básicos de los españoles. 

Las actuaciones del Gobierno son insuficientes, limitadas e inútiles. La obligación de provisionar activos, el banco malo y las auditorías encargadas recientemente no son más que medidas, que permiten maquillar la realidad para evitar la asunción de responsabilidad por los políticos, CNMV, sindicatos y administración de bancos por su pésima gestión. Se han dedicado a taparse las vergüenzas unos a otros sin presentar claramente la realidad, apartar a los malos gestores y ofrecer soluciones reales. 

Proponemos obligar a los bancos que valoren sus activos tóxicos a precio real de mercado. Esto llevaría a los bancos a desprenderse de estos activos, lo que implicaría que se regularía el mercado inmobiliario (que llegaría a un nivel de precios real de mercado) y el sistema financiero al tener las entidades financieras liquidez para volver a tener crédito. Todo lo que no sea actuar en este sentido, es alargar inútilmente la crisis del sector financiero Español.

domingo, 9 de septiembre de 2012

La compra de deuda por el vs. Rescate completo


Parece que los inversores están contentos o será que están tan necesitados de buenas noticias que lo mismo las sobredimensionan…. todo es posible en nuestra economía.

La bolsa sube, la prima baja, los pajaritos cantan… el mundo es feliz……que bien suena todo hasta que llegue el lobo, que será pronto y nos de el estacazo que nos ponga a cada uno otra en vez en nuestro sitio es nuestra particular montaña rusa de nuestra economía.
Las medidas tomadas y anunciadas por Dragui, esta semana, de la aprobación de compra de deuda por el BCE de los países europeos con problemas es una buena noticia en si, no es la solución milagrosa pero abre una puerta y la verdad que nos cierran siempre tantas, que estamos necesitados de abrir alguna…
Ahora bien, la condición que ponen ya no es tan buena, para recibir esa ayuda o compra de deuda hay que pedir oficialmente el rescate, pero no el rescate suave sino el rescate con todas sus letras. Durante meses en España se están tomando medidas, los famosos “recortes” para evitar el rescate, es más, hace dos meses Rajoy dijo “Si no hubiéramos hecho los deberes hoy hablaríamos de intervención en España” no os suena también eso de “todo esto se hace (recortes) para evitar que vengan los tipos de negro y entonces si veríamos lo que eran recortes de verdad”.
Hoy todo va directo a ese rescate, según dicen los muy muy listos es inevitable, es decir, que esos deberes, cuando los ha corregido nuestra profe, estaban mal, pero que muy mal!!!… otra vez suspendido Mariano!!!… como diría Mama, “no se que vamos a hacer con este chico….”
Otro punto caliente para mi, es la cantidad de consejeros que nos han salido pidiendo a España que pida el rescate y que lo haga ya, incluso la aprobación de esa norma es una invitación directa a ello, pero entre otros muchos, nuestros consejeros son: el BCE, Dragui, Ángela Merkel, Hollande, Estados Unidos etc, etc… cada día sale uno nuevo…
¿Es que son todos tan buenos que nos quieren dar mucho dinero?, ¿Sera que nos quieren de verdad?, ¿tantas visitas que nos hacen?…. me parece que tanto amor me abruma, uno no esta acostumbrado!.
O no será que España con rescate será un pais controlado totalmente y eso es lo que quieren, mandar en nosotros y así tienen controlado el problema… ese es el tema que ellos no nos ven como un socio nos ven como un gran problema y lo quieren cortar a costa de lo que sea…
Realmente esa es la negociación, es evidente que nos están enseñando la Manzana de Blancanieves, compra de deuda, mucho dinerito para España pero visto lo que les pasa a los países que ya la mordieron y hoy están rescatadoss, hay que tener mucho cuidado… que una vez que muerdes entra el veneno… habrá que negociar al máximo, tenemos un buen as en la manga y es que de verdad somos un gran problema para el Euro y la Unión Europea y ese es nuestro punto fuerte de negociación pues somos demasiado importantes para dejar de actuar.
Como les den un cheque en blanco me parece que si vamos a saber lo que quería decir eso de “vamos a saber lo que son los tipos duros de verdad…” En fin, que noticias buenas pero tan condicionadas pues dejan de ser tan buenas… pero voy a terminar este artículo con ilusión… creo que si se puede y que si hay cosas por hacer… sigo pensando que los Españoles necesitamos despertarnos cada día con ilusión y no pensando en cómo sobrevivir y cómo defendernos de las medidas del Gobierno.
Sin duda cada día que pasa se hace más necesario estimular la economía y apoyar a las empresas y los negocios que son los generadores de riqueza y empleo de verdad, sólo hay que ver que las medidas de Estados Unidos están en esa línea y en China se están tomando fuertes medidas e inversiones de estímulo a la economía…. la única forma de salir de las crisis es creciendo, con recortes no sale nadie…
Otro punto crucial es actuar sobre la competitividad de nuestros productos y servicios y no por el camino de recortes en sueldos que ya no hay mucho camino, sino de apoyo y colaboración…. Apoyo incondicional al turismo y por último, si el miedo les deja actuación inmediata sobre la organización territorial insostenible en España, pero haciéndolo de verdad y no mediante medidas alocadas y sin un criterio común en cada Comunidad…
Esta semana veremos si la bolsa sigue subiendo o, como parece muy probable, habrá inversores pensando, recogida de beneficios… y en cualquier caso esperemos, por el bien de todos, que los que nos dirigen tomen el camino acertado pues nos estamos jugando demasiado y no sólo nosotros sino que es lo que les entregaremos a nuestros hijos, nietos, etc… nos jugamos el futuro!

jueves, 6 de septiembre de 2012

La chistera alemana estaba vacía

Ha llegado Angela Merkel a España, a darle otro repasito a Mariano, y se le va a uno inmediatamente la cabeza a Borja, municipio de Zaragoza, donde todavía se repone de su ataque de nervios Cecilia Giménez.
Ángela y Cecilia, Cecilia y Ángela, comparten sin saberlo una afición de consecuencias impredecibles: la restauración de Ecce Homos. Cumbre tras cumbre, pincelada a pincelada, estas dos mujeres se han hecho expertas en dejar al rey de los judíos y al presidente de los españoles, cada uno con su respectiva corona de espinas, hechos talmente un cromo.
Al Mesías genuino y al mesías Popular, ha sido ponerles la mano encima la señora Giménez y la señora Merkel y en pocos meses no los reconoce ni la madre que los parió. Mismamente, no es por establecer odiosas comparaciones, pero el nuevo Jesús del Santuario de Misericordia y el nuevo Mariano del santuario de Moncloa son extrapolables.
O sea, tú cuelgas un retrato actual de Rajoy en la iglesia más célebre de España, lugar de peregrinación, destino turístico de primer orden, y el personal seguiría a su bola, haciéndose fotos para la inmortalidad y la red y absolutamente ajeno al cambiazo.
De tapado de Aznar a criatura de Kafka
Lo que pasa es que el Ecce Homo de Borja por lo menos es recuperable. Le han puesto una orden de alejamiento a Cecilia Giménez, por malos tratos, naturalmente, y los expertos aseguran que pronto quedará sano y salvo.
El problema del Ecce Homo de Moncloa, en cambio, es que Ángela Merkel, la mano que mece la cuna de Europa, puede seguir restaurándolo hasta alcanzar la metamorfosis. O sea, que acabe pareciéndose menos a sí mismo que el infeliz de Gregorio Samsa inmortalizado por Kafka.
Hoy mismo, por ejemplo, la restauradora teutónica le ha dado otra manita de pintura, otro toquecito, y los que te rondaré morena, hasta que al fin llegue ese nefasto día en el que Mariano se ponga frente al espejo, a retocarse la barba, y descubra horrorizado el reflejo de una extraña criatura imposible de reproducir en un cártel electoral.
-"¿Por qué no me avisasteis?"-, reprochará Rajoy a Moragas, a Nadal, a Soraya, a Cospedal y otros cortesanos. -"Porque habrías ordenado que nos cortasen la cabeza"-, susurrarán a coro en ese palacio en el que, llevarle la contraria al Presidente, se ha hecho tan peligroso como llevarle la contraria a Enrique VIII en el siniestro palacio de los Tudor.
De todas formas, con la afición que le ha cogido la señora Merkel a restaurar a distintos y distantes Ecce Homos de Europa, Los Samaras, los Monti, los Passos Coelho, los Rajoy (¡que no se descuide Hollande!), ocurre un poco como con la afición de la señora Giménez a restaurar el dichoso fresco de Borja: que siempre hay gente para todo.
Voces que claman por restaurar la dignidad nacional, y hooligans "enganchados" al garabato, la caricatura y el cachondeo interactivo universal.
La chistera estaba vacía
De la chistera de doña Ángela nunca acaban de salir Euros contantes y sonantes, ni terapias de choque contra la deuda, ni palomas blancas. Una y otra vez, con la sonrisa complaciente y sumisa de su interlocutor de turno, la Canciller anuncia "lo que se va a hacer", los que se está negociando y lo que se puede acordar en un próximo Consejo Europeo (¡siempre el próximo Consejo Europeo, tronco!), que tampoco marcará un punto de inflexión en las constantes vitales de los pacientes mediterráneos.
De nuevo el ¡vuelva usted mañana! como aportación española a la gobernanza de la Comunidad Europea. Una nueva cumbre de paso para repartir entradas para la megacumbre de otoño. Otra sesión de cuentacuentos de la "buena pipa" bajo la apariencia de rueda de prensa. Lo único que ha salido de la chistera de la Canciller alemana son periodistas, teutónicos y cañís, por todas partes, impasibles los ademanes, resignados una vez más a regresar a sus redacciones con las manos vacías.  ¡Eso si es magia!
Todavía hay españoles paralizados frente al canal de 24 horas, con las bocas abiertas, intentando descubrir dónde está el truco: ¿cómo una mujer diciendo tan poco, ¡abracadabra!, es capaz de convocar a tantos chicos de la prensa?
Con razón la cara de Rajoy era un poema. Una réplica de las caras de Monti, de Samaras, de Passos Coelho, cada vez que le han anunciado a bombo y platillo a sus respectivos pueblos que iba venir la versión femenina y teutónica de Mister Marshall.

Ayer, los españoles, azuzados por su gobierno y sesudos analistas económicos, se pasaron la noche de vísperas en vela levantando castillos en el aire. Esta noche, en cambio, se irán a la cama en un país en blanco y negro, como conmovedores extras de Berlanga, con esa amarga sensación de que Miss Merkel ha pasado de largo, con las manos vacías, salvo una tijera de última generación "made in Germany" que depositó gentilmente en la mesa del despacho oval de La Moncloa.

domingo, 26 de agosto de 2012

¿Sirven para algo las acciones de Sánchez Gordillo?



José Manuel Sánchez Gordillo se ha convertido en el personaje del verano ¿Héroe o villano? ¿Fenómeno de masas o defensor de los desfavorecidos? El alcalde de Marinaleda ha liderado un 'show' mediático durante todo el periodo estival con ocupaciones, asaltos a supermercados y declaraciones diarias a la prensa. Pero, ¿han servido de algo sus acciones?

El líder sindicalista andaluz se ha convertido en un filón para los medios de comunicación. Los audímetros se disparan con su presencia (véase los programas ‘El gran debate’ de Telecinco, que anotó un 15,4% de ‘share’, o ‘Al rojo vivo’ de laSexta) y es portada en los grandes diarios internacionales: Financial Times le define como un Robín Hood, The Guardian lo compara con Ghandi o The New York Times le llama Don Quijote.

El objetivo de Sánchez Gordillo es intentar transmitir un mensaje claro: los más desfavorecidos son los que pagan esta crisis económica, mientras los poderosos quedan totalmente impunes. Un mensaje en principio, razonable. Pero analicemos lo que opinan sus defensores y contrarios:

  -- Quienes le apoyan considera que Sánchez Gordillo actúa por “solidaridad”. Es el caso de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas, que está del lado del líder sindical.

  -- Su nómina de detractores, sin embargo, es mucho mayor. Por ejemplo, el ayuntamiento de Écija, localidad donde asaltó un supermercado, condenó la acción de manera inmediata. Los medios de comunicación, por su parte, tampoco se han posicionado de manera clara a favor del alcalde sevillano.

  El motivo por el que haya más ciudadanos en contra que a favor de los asaltos y ocupaciones de Sánchez Gordillo es el método que emplea para realizar sus reivindicaciones. Se trata de actitudes que han sido denunciadas ante las Fuerzas de Seguridad y que, por tanto, podrían ser constitutivas de delito. El conde de Segorbe interpuso una demanda ante la Guardia Civil y Mercadona también presentó una denuncia por agresión a sus cajeras.

El abogado José María de Pablo, autor de ‘La cuarta trama’, asegura que lo que hizo Sánchez Gordillo y el resto de sindicalistas en los supermercados fue un robo: el artículo 237 del Código Penal establece que el delito de robo se realiza con “violencia o intimidación en las personas”. La pena que fija es prisión de uno de cinco años.

La clave para poder condenar a Sánchez Gordillo pasaría por conocer si el alcalde de Marinaleda intervino en el robo. Él sostiene que solo realizó “maniobras de distracción”. Para De Pablo, esta no es una buena estrategia de defensa, “porque si realizó maniobras de distracción se convirtió entonces en cooperador necesario del robo, o como mínimo, en un cómplice. La cooperación necesaria se castiga con la misma pena que la autoría, y al cómplice simplemente se le rebaja la pena en un grado”.

Dicho esto, hay que tener en cuenta que Sánchez Gordillo es aforado, por su condición de parlamentario andaluz, y no puede ser detenido. Solo podría serlo en caso de que existiera un riesgo de fuga. José María de Pablo considera que no existe tal y que por tanto no era necesario detenerle. Sí se le enviará, no obstante, una citación judicial. Como vemos, las ocupaciones y asaltos de José Manuel Sánchez Gordillo pueden ser constitutivas de delito desde el punto de vista jurídico. El alcalde de Marinaleda, por tanto, podría tener que enfrentarse a un juicio próximamente por lo que ha hecho.

Este es el motivo por el que los partidos políticos, incluido el suyo –Izquierda Unida-, no están defendiendo sus acciones. Rozan la ilegalidad y hasta pueden sobrepasar esa línea roja, de ahí que no esté contando con el apoyo de las formaciones que simpatizan ideológicamente con él.

Algunos políticos consideran que el fondo de sus acciones es el apropiado. Así lo ha expresado un destacado dirigente autonómico del PSOE, que prefiere mantener el anonimato. La dirección socialista, por su parte, ha criticado la “demagogia” de Gordillo y, por tanto, en el partido no ha habido de momento voces contrarias a esta opinión.

El problema de lo que está haciendo José Manuel Sánchez Gordillo son, por tanto, las formas y el método empleado. No es el adecuado y podría acarrearle algún problema. Mientras él amenaza con seguir con sus acciones de protesta, la pelota, ahora, está en manos de los jueces.

domingo, 5 de agosto de 2012

Beneficios Para Alemania

 El BCE sólo comprará deuda soberana si los gobiernos piden ayuda al fondo de rescate. Las palabras de Mario Draghi volvieron ayer a poner en evidencia que no habrá acciones inmediatas para atajar las presiones en los mercados sobre España e Italia. 

Mientras, Ángela Merkel se está beneficiando de los apuros de ambos países: Alemania ha ganado ya 60.000 millones con la financiación de su deuda. Según han explicado fuentes financieras de alto nivel, mientras Italia y España agonizan por la presión a la que está sometida su deuda, Merkel va sacando buena ‘tajada’ de esa crisis. Lo confirma también una información del diario germano Bild, que ha calculado que Alemania se ha ahorrado 60.000 millones de euros con la financiación de su deuda desde mediados de 2010. Más otros 80.000 millones El Bild, antes Bild-Zeitung, es un conocido periódico alemán fundado en 1952, que ostenta el primer puesto en cuanto a tirada en Europa, y que es el tercero en el mundo. Pertenece al grupo editorial Axel Springer, el mismo que publica el rotativo Die Welt. La información del diario germano refiere también que el Tesoro alemán ha logrado colocar, en varias ocasiones, emisiones a corto plazo con tipos negativos: es decir, que Alemania no solamente no ha pagado por ello, sino que ha cobrado. Bild destaca que a esos 60.000 millones hay que añadir unos 80.000 más, por la mayor recaudación tributaria y la reducción del gasto social en el país que preside Angela Merkel. Los intereses de la deuda española se han duplicado El artículo se fija en que, por el contrario, España ha visto duplicados los intereses de su deuda a diez años en el mercado secundario, pasando del 3,7% en 2010 al más del 7% al que cotizó ayer. Incluso, los tipos alcanzaron hace una semana el 7,5%, lo que supuso un máximo histórico desde la creación del euro. 

 Mientras, los intereses germanos han llegado a reducirse a la mitad, marcando niveles inéditos en el 1,16%, el pasado mes de julio. Ayer, el ‘efecto Draghi’ devolvió la tensión al mercado de deuda. El bono español a diez años se sitúo otra vez por encima de la temida barrera del 7%. En situación contraria se posicionó la deuda germana, beneficiada por las palabras del presidente del BCE, donde la rentabilidad del bono alemán cayó un 6% y acabó en el 1,28%. Alemania no da su brazo a torcer La provechosa situación para las finanzas alemanas explica las reservas de La canciller Merkel para ceder ante las pretensiones de España, Francia e Italia de que el BCE tome medidas directas con el fin de rebajar las tensiones en el mercado de deuda, según apuntan las fuentes financieras consultadas. El ministro de Finanzas alemán, Philipp Rösler, reiteró, horas antes de las palabras de Draghi, la frontal negativa de Berlín a la licencia bancaria para el fondo permanente de rescate, una de las opciones que se estaba barajando estos días en la eurozona para atajar la crisis. Aprovechó para enviar un mensaje al BCE conminándole a “concentrarse” exclusivamente en la política monetaria, es decir, en combatir la inflación.

El BCE sólo comprará deuda soberana si los gobiernos piden ayuda al fondo de rescate. Las palabras de Mario Draghi volvieron ayer a poner en evidencia que no habrá acciones inmediatas para atajar las presiones en los mercados sobre España e Italia. Mientras, Angela Merkel se está beneficiando de los apuros de ambos países: Alemania ha ganado ya 60.000 millones con la financiación de su deuda.

Según han explicado a El Confidencial Digital fuentes financieras de alto nivel, mientras Italia y España agonizan por la presión a la que está sometida su deuda, Merkel va sacando buena ‘tajada’ de esa crisis.Lo confirma también una información del diario germano Bild, que ha calculado que Alemania se ha ahorrado 60.000 millones de euros con la financiación de su deuda desde mediados de 2010.


Más otros 80.000 millones
El Bild, antes Bild-Zeitung, es un conocido periódico alemán fundado en 1952, que ostenta el primer puesto en cuanto a tirada en Europa, y que es el tercero en el mundo. Pertenece al grupo editorial Axel Springer, el mismo que publica el rotativo Die Welt.

La información del diario germano refiere también que el Tesoro alemán ha logrado colocar, en varias ocasiones, emisiones a corto plazo con tipos negativos: es decir, que Alemania no solamente no ha pagado por ello, sino que ha cobrado.
Bild destaca que a esos 60.000 millones hay que añadir unos 80.000 más, por la mayor recaudación tributaria y la reducción del gasto social en el país que preside Angela Merkel.

Los intereses de la deuda española se han duplicado

El artículo se fija en que, por el contrario, España ha visto duplicados los intereses de su deuda a diez años en el mercado secundario, pasando del 3,7% en 2010 al más del 7% al que cotizó ayer. Incluso, los tipos alcanzaron hace una semana el 7,5%, lo que supuso un máximo histórico desde la creación del euroMientras, los intereses germanos han llegado a reducirse a la mitad, marcando niveles inéditos en el 1,16%, el pasado mes de julio.

Ayer, el ‘efecto Draghi’ devolvió la tensión al mercado de deuda. El bono español a diez años se sitúo otra vez por encima de la temida barrera del 7%.
En situación contraria se posicionó la deuda germana, beneficiada por las palabras del presidente del BCE, donde la rentabilidad del bono alemán cayó un 6% y acabó en el 1,28%.

Alemania no da su brazo a torcer

La provechosa situación para las finanzas alemanas explica las reservas de La canciller Merkel para ceder ante las pretensiones de España, Francia e Italia de que el BCE tome medidas directas con el fin de rebajar las tensiones en el mercado de deuda, según apuntan  las fuentes financieras consultadas.

El ministro de Finanzas alemán, Philipp Rösler, reiteró, horas antes de las palabras de Draghi, la frontal negativa de Berlín a la licencia bancaria para el fondo permanente de rescate, una de las opciones que se estaba barajando estos días en la eurozona para atajar la crisis.

Aprovechó para enviar un mensaje al BCE conminándole a “concentrarse” exclusivamente en la política monetaria, es decir, en combatir la inflación. Además, exigió que los países con problemas, en clara alusión a España, acometan más reformas.

Unas declaraciones que dejaron claro el total rechazo de Alemania a la posibilidad de que el BCE intervenga más activamente y de inmediato en la lucha contra la crisis de deuda, como volvieron a demandar ayer Rajoy y Monti tras su encuentro en el Palacio de La Moncloa.

Los mercados esperaban más del BCE

El presidente del BCE, Mario Draghi, despertó la semana pasada grandes expectativas en los mercados, al decir en una conferencia en Londres que la entidad hará todo “lo que sea necesario” para preservar el euro, abriendo esperanzas a una compra de deuda de España e Italia.

Pero los anuncios del Banco Central Europeo decepcionaron ayer a los mercados. Ni licencia bancaria para el fondo de estabilidad, ni compra directa de bonos, ni bajada de tipos. El responsable de la política monetaria si abrió la puerta a la compra de bonos, pero se esperaba mucho más: España buscaba un anuncio contundente. Y Draghi no concretó nada.
Los efectos se dejaron sentir inmediatamente en la Bolsa. La de Madrid llegó a ceder más de un 5 por ciento cuando estaba subiendo un 2%, mientras que la prima de riesgo española se disparó, a los pocos minutos, y cerró en los 594 puntos.


Además, exigió que los países con problemas, en clara alusión a España, acometan más reformas. Unas declaraciones que dejaron claro el total rechazo de Alemania a la posibilidad de que el BCE intervenga más activamente y de inmediato en la lucha contra la crisis de deuda, como volvieron a demandar ayer Rajoy y Monti tras su encuentro en el Palacio de La Moncloa.

Los mercados esperaban más del BCE El presidente del BCE, Mario Draghi, despertó la semana pasada grandes expectativas en los mercados, al decir en una conferencia en Londres que la entidad hará todo “lo que sea necesario” para preservar el euro, abriendo esperanzas a una compra de deuda de España e Italia. Pero los anuncios del Banco Central Europeo decepcionaron ayer a los mercados. Ni licencia bancaria para el fondo de estabilidad, ni compra directa de bonos, ni bajada de tipos. El responsable de la política monetaria si abrió la puerta a la compra de bonos, pero se esperaba mucho más: España buscaba un anuncio contundente. Y Draghi no concretó nada. Los efectos se dejaron sentir inmediatamente en la Bolsa. La de Madrid llegó a ceder más de un 5 por ciento cuando estaba subiendo un 2%, mientras que la prima de riesgo española se disparó, a los pocos minutos, y cerró en los 594 puntos.

¿Porque es imposible la prosperidad económica de España?

El perfil del parlamentario español y, en consecuencia, de los principales cargos de gobierno, es: abogado, 50 años y profesional de la política.
La importancia de caracterizar este perfil es por resultar decisivo en la formación de listas cerradas, cargos de confianza, asignación de recursos y acciones que signifiquen la ampliación y permanencia de su hábitat natural en el poder.
Y explica también la ansiedad normativa con la que vivimos, ya que siendo lo suyo las leyes, han construido un laberinto imposible para la iniciativa empresarial, de tantos intereses a los que hay que servir en su nombre.

La presencia de tan solo un 4% de empresarios en el hemiciclo es un marcador del escaso ardor y conocimiento empresarial en un conjunto dominado por las ideas de continuidad y provecho personal. Trasladar, pues, fórmulas al uso de excelencia y racionalización del sector privado a la vida pública, resulta poco verosímil.

¿Qué hay al otro lado de la vida política en ese abogado cincuentón especialista en intrigas?

O se recoloca en las estructuras del partido al que ha servido o triunfa con un efímero despacho dedicado a vender influencias -a corromper si es necesario para conseguir su supervivencia-. No pueden emigrar, saben de leyes y organigramas locales nada más. Y a esa edad la adecuación a nuevas profesiones, idiomas y conocimientos, no les resulta atractiva, especialmente frente a la vida fácil en la que se doctoraron.

Este es el panorama real, en el que tal vez los partidos no constituyan el origen de nuestra perdición, sino la solución imprescindible a la singular vida de quienes se iniciaron en la política. Personas que quedarían en la miseria si actuasen con los escrúpulos que teóricamente habrían de exigirles los ciudadanos, a través de unos órganos de control que tienen comprados al igual que los principales medios de difusión.

La pregunta es si cabe esperar un comportamiento ético, democrático, no demagógico, en quien tiene semejante espada de Damocles sobre si. La respuesta ya nos la han dado ellos: la prioridad es su permanencia en el poder a cualquier precio.

¿Son analfabetos funcionales o tecnófobos nuestros políticos?

En mi modesta opinión, desde un punto de vista empresarial, su comportamiento es completamente irracional. El grado de motivación previsible en ese abogado, por los avances tecnológicos o simplemente su grado de comprensión, nos aleja constantemente de la orilla próspera. Cuando presionan a Telefónica, es para que invierta en Prisa y controlar su mensaje, no para que amplíe su ancho de banda.

Hoy en día las personas que no dediquen una parte del día a navegar por Internet, a ampliar sus conocimientos y su ‘network’ en el exterior, quedan relegadas. Y hemos tenido presidentes que reconocían no haber usado personalmente la red.

Que le quiten presupuesto al CSIC para incrementar el de los sindicatos y el de los distintos amigos de lo ajeno a los que subvencionan para evitarse ‘follones’ que pudieran zarandear su silla, ya da una idea acerca de sus premisas.

Resultan tecnológicamente irrecuperables, lo que a las puertas de la sociedad del conocimiento, dejaría sus diseños para las administraciones y el impulso al sector privado en un reducido coto de favores hacia los suyos y hacia las solícitas empresas que comen del BOE.

¿Hay posibilidad de que nuestros políticos solucionen la crisis económica?

En mi opinión, la colisión de intereses autonómicos hace ya imposible la consecución de cualquier superávit capaz de amortizar la deuda. Renovar a estos precios, aunque parezca un éxito de los gestores, es una tragedia como país, pues pagaremos con privaciones esa perversión de los mercados, a los que se venía tolerando toda clase de maniobras. Para el ciudadano medio, la intervención de nuestra economía, sobre todo si acarrea la demolición del poder paralelo creado en torno a nuestra Constitución, sería ventajosa. Empezando porque el dinero aportado para la intervención es más barato que el de los mercados cuando estás en mínimos de confianza como ahora. Aun con posibles recortes sociales, hemos de hacer números con la diferencia de intereses. A la hora de hacerlo mal con la fiscalidad, no encontraremos diferencias con los gobiernos salientes.

Probablemente, nuestros socios europeos han encontrado ofensivo el tono demagógico de las autonomías rebeldes, lanzando a su población contra el malvado estado central. No son tan estúpidos como para no ver que no hay propuestas serias de recorte y que se continúan descubriendo casos millonarios de corrupción en sus demarcaciones. No es necesario cerrar hospitales, basta con cerrar empresas públicas –el Valle de los Caídos de la política-. No es necesario despedir al 25% de la plantilla, cuando las cifras de absentismo laboral superan el 27%. Simplemente hay que utilizar y pagar a los que, por lo menos, acuden al trabajo, aunque sea con esos horarios compatibles con cualquier otra dedicación no declarada. Lo que sucede en nuestras autonomías, por buenas excepciones que conozcamos todos, no es financiable. Es ridículo siquiera proponerlo. Necesitan una racionalización profunda en vez de amenazar con la reducción en el bienestar o cobrar a los niños por comer en los colegios. Cualquier cosa por lanzar a los ciudadanos contra el estado central y desviar la atención.

Promotores -incluso por interés propio, vistas sus inversiones personales- en el mundo del ladrillo e ignorantes de cualquier alternativa, la propuesta mas enérgica de las realizadas ha sido la socialización de las pérdidas del sistema financiero. Y eso no tiene nada que ver con el estímulo a la formación de nuevas empresas, al fomento del I+D+i, al fortalecimiento del sistema educativo, etc. El abandono cultural de los sectores agrícola e industrial y su entrega al de los servicios tiene que ver con su caracterización personal; y para España, mucho que ver con su desfase en empleo y crecimiento comparado.

Así, lo más probable y ya deseable, es la intervención total de nuestra economía y la fijación de límites reales o intervención de las administraciones locales que incumplan o rechacen el esfuerzo que los demás hemos de acatar para evitar la quiebra general.
¿Hay posibilidad de acercamiento de la clase política hacia otras concepciones mas empresariales?

Por lo que hemos visto en las anteriores elecciones, nuestra clase política, aun resultando objetivamente incompetente, no se cree que su momento final haya llegado. Ni se les pasa por la cabeza que un millón de entre los suyos vayan a vivir la angustia del desempleo.

Y a la mayoría de la población ni se le pasa por la cabeza que para que sobreviva ese millón de aprovechados haya de pagar por consulta médica, por medicinas o cerrar quirófanos. No se merece eso quien viene tributando y sometiéndose a cuantos fastos y caprichos le exigieron en bien de la democracia y de la prosperidad, aunque resultase después lo contrario.

Podríamos aventurarnos en formas de gobierno ideales en las que se plasmasen los valores que estimamos. Tenemos seguramente toneladas de ideas para una sociedad mejor, pero carecemos del poder para llevarlas a cabo. Necesitamos que alguien presente una alternativa electoral en esta otra dirección. Tal vez pudiera servir la propuesta del científico y político Vidal Quadras y algunos otros con más visión empresarial que los anteriores e indignados con lo que sucede.

Quienes están en el poder no pueden cambiar. Ni vamos a ser tan ingenuos de pensar que nuestro pequeño esfuerzo mediático les haga siquiera reflexionar. Es más simple, ese abogado de 50 años, profesional de la política, ha de dejar paso por las buenas o por las malas, a otras profesiones y generaciones mas abiertas al mundo que nos espera y con el que debemos interactuar para encontrar soluciones. Si permanecemos con ellos, ya sabemos lo que nos espera.

Galo Mateos.-  04/08/2012

lunes, 21 de mayo de 2012

Ciudadanos Libres Unidos considera que las fusiones de las cajas de ahorros han sido un error grave



Ciudadanos Libres Unidos considera que las fusiones de las cajas de ahorros han sido un error grave, algo así como una última medida del gobierno para camuflar los efectos negativos de una gestión desacertada de la economía, de la crisis y del sistema financiero.

El problema no es tanto el tamaño de las entidades, un argumento que siempre se esgrima para justificar que de 45 entidades al final quedan 15 o incluso menos, sino el funcionamiento mismo de las cajas.

Antiguamente, las cajas de ahorros estaban pensadas para ofrecer servicios bancarios a los ciudadanos de las clases humildes o de clase media, sin grandes patrimonios, de facilitarles la obtención de préstamos, de fomentar el ahorro con rentabilidades aceptables y de mejorar de esta forma las condiciones de vida de una gran parte de la población. Eran entidades de cercanía, con una clara función social, de ámbito municipal y provincial. Y sus beneficios tenían que revertir, necesariamente, en seguir cumpliendo con su carácter benéfico.

Sin duda alguna, el primer error fue permitir a las cajas de ahorros expandirse más allá de sus límites geográficos originales, y así entraron en competencia entre sí entidades con las mismas características que antaño prestaban servicios coordinados a través de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). La competencia no es mala si sirve para diversificar la oferta y obligar a prestar mejores servicios. Pero, en realidad, las cajas se convirtieron en instrumentos del poder político, a la vez que comenzaron a hacerse la competencia en unos servicios que sólo manteniendo su carácter particular y la limitación geográfica de las entidades podían competir con la banca comercial.

Otro error fue entregar su control a los gobiernos de turno del lugar de su sede social, algo que implica dos problemas: Las entidades no son dirigidas siguiendo criterios profesionales y financieros, sino siguiendo criterios de interés político. Además, su expansión por toda España es contradictoria con que siguieran siendo feudos de los organismos gubernamentales de sus respectivas sedes sociales, es decir, los políticos gobernantes de una comunidad autónoma o de unos ayuntamientos concretos llegaron a controlar a una macrocaja que actuaba en toda España. Si se parte del principio de la legitimidad del control político sobre las cajas en función de su ámbito de actuación, si se establece fuera de su ámbito original no se entiende muy bien que un político andaluz decida sobre la política comercial en Castilla, o uno catalán sobre la que se aplica en Andalucía, etc.

Al margen de este sistema, que con el tiempo evolucionó hacia el exceso que conocemos, porque cuando las cajas de ahorros tenían un ámbito municipal o provincial claramente delimitado nunca daban tanto que hablar, ha sido un error que las cajas se dejaran en manos de los políticos. Tampoco en su origen las cajas eran una iniciativa política, sino más bien de beneficencia, y las entidades que las dirigían al principio no tenían ninguna vinculación con el poder político, sino a veces eran de la Iglesia Católica, otras de empresarios comprometidos socialmente, y así existen orígenes diversos y curiosos que no se deberían haber abandonado del todo. Por lo tanto se plantea la pregunta de ¿cómo se llegó a la situación de que fueran las autonomías y los ayuntamientos quienes tomaron el control de las cajas?

Esta situación ha llevado a que las cajas concedieran financiación sin control durante los tiempos de bonanza, y a los gobiernos interesaba que la economía creciera animando al consumo y a la compra de casas. Pero lo peor quizás hayan sido las inversiones no rentables como en el caso de algunos aeropuertos como él de Ciudad Real, o de muchos edificios de la Ciudad de la Ciencia de Valencia que hoy apenas tienen un uso acorde con su nombre, al igual que otros proyectos faraónicos que pesan realmente mucho más en las cuentas al suponer una pérdida total, ya que son grandes proyectos sin retorno alguno. Por el otro lado, todos conocemos los abusos de las cajas de ahorros en materia de comisiones, que superan a veces las de los bancos comerciales y son totalmente contrarias a las finalidades de las cajas.

Nos venden las fusiones (y la subsiguiente pérdida de oferta y competencia) como la panacea, cuando se ve que el remedio ha sido peor que la enfermedad. Tradicionalmente, en toda economía libre de mercado con un sistema de protección social, cuando una empresa o un banco entraba en situación de quiebra, se liquidaba dicha entidad, y así la carga era básicamente de los socios o accionistas de ésta, que con la compra de participaciones sociales asumen su responsabilidad (responder con sus aportaciones de capital) en caso de quiebra. Y para salvaguardar los intereses de los depositantes existe el fondo de garantía, que cubre al menos a los depósitos de los menos pudientes. Proceder a una liquidación controlada, que se puede hacer, es mucho mejor que cargar a toda la sociedad el coste de la salvación de entidades de la bancarrota. Esto haría, además, que sus gestores actuaran con más diligencia para no comprometer la continuidad del banco o de la caja, y para aumentar aún más esa seriedad en la gestión haría falta también establecer responsabilidades penales o civiles de los gestores irresponsables.

Al imponer las fusiones de cajas y entidades bancarias se ha destruido riqueza, empleo y variedad de oferta, la expansión de las cajas de ahorros, que las convirtió en entidades que se hacen la competencia en el ámbito nacional, ha desvirtuado su finalidad y les ha hecho perder su carácter de cercanía al ciudadano corriente. Las cajas realmente sólo pueden competir con los bancos en su ámbito original, pero al trabajar a gran escala han perdido su razón de ser y sólo han sido instrumentos de poder de los políticos regionales.

Como solución alternativa a las fusiones, que sólo parecen servir para maquillar balances y pérdidas, Cilus propone convertir a las cajas de ahorros en bancos cooperativos como existen en Alemania y Austria. Los bancos cooperativos nacieron de forma similar a las cajas de ahorros y montes de piedad (que también existen en Alemania y Austria, pero donde continúan limitadas a sus ámbitos municipales o territoriales. Los bancos cooperativos ideados por Raiffeisen y los bancos populares (>bancos del pueblo para el pueblo) han sabido sortear bastante bien la crisis. Funcionan como cooperativas de clientes, es decir, cada cliente adquiere como mínimo una participación y como máximo de 17 a 50, dependiendo de la entidad, cada participación cuesta unos 50 euros. El capital social es, por tanto, de los clientes-cooperativistas, y éstos eligen a sus directivos, que suelen ser profesionales del sector financiero. Por las participaciones se pagan dividendos (alrededor del 6% anual) y casi siempre las cuentas no tienen comisiones de mantenimiento ni de transferencia. Nunca se ha oído que los bancos populares y de Raiffeisen hayan estado involucrados en asuntos políticos. Además, fomentan a los autónomos, las pymes y al pequeño ahorrador, a la vez que ofrecen servicios bancarios completos. Pero en España a nadie parece habérsele ocurrido copiar este sistema.

Cilus considera que las fusiones no son la solución y que nunca lo han sido, sólo crean macroentidades que al final son difíciles de controlar. Más bien debe replantearse todo el sistema bancario y de cajas de ahorros, y sobre todo en las cajas haría falta algo completamente nuevo, recuperando la esencia de las cajas, pero volviendo a tenerlas como cajas provinciales interconectadas para dar un mejor servicio, sin grandes consejos de administración, sin indemnizaciones millonarias para los altos directivos por su mala gestión y sin políticos y sindicalistas que cobren elevadísimos sueldos de consejero sin ejercer control alguno sobre las entidades.


lunes, 14 de mayo de 2012

La política al servicio del ciudadano



CILUS - la política al servicio del Ciudadano



¿Otro partido más?


Durante los últimos años ha ido aumentando a un ritmo cada vez mayor el descontento de los ciudadanos con la política y, sobre todo, con los partidos políticos.
La lejanía de la clase política de las necesidades y de los deseos de los ciudadanos y una corrupción cada vez más extendida y consentida, tolerada e incluso promocionada por los partidos políticos han contribuido a este desencanto. Los partidos políticos no son una solución, son uno de los principales problemas de nuestra sociedad. Los más de cinco millones de parados no son fruto de la casualidad, sino de una corrupción y una larga mala gestión de nuestros gobernantes.


¿Por qué, entonces, otro partido nuevo?


Pues porque son necesarios otros partidos diferentes. La mayoría de los ciudadanos de España estamos descontentos y preocupados por la situación actual de España, pero somos incapaces de llegar a la más mínima unión para lograr que los actuales partidos empiecen a pensar en los problemas que afectan a tantos millones de ciudadanos y que busquen conjuntamente una solución. Lo que en otros países democráticos se puede lograr -las grandes coaliciones-, en España es desgraciadamente impensable. Y tampoco van a permitir fácilmente que este descontento de millones de españoles pueda organizarse en una democracia limpia y constituir una fuerza que les sacuda la conciencia.


Por eso nos hemos unido y hemos constituido el partido Ciudadanos Libres Unidos, porque queremos agrupar la fuerza de aquellos ciudadanos que quieren sentirse libres de ataduras ideológicas y libres de la dictadura de los medios de comunicación y de la banca, porque buscamos sumar energías, ilusiones y porque creemos en la ilusión de unos afiliados y de todos aquellos que quieren trabajar en un proyecto común, en un proyecto de todos para todos. Queremos ser un partido que vele por una auténtica democracia y que internamente ponga en práctica los mismos valores y mecanismos que pide también para la vida pública. Y para no convertirnos en un partido más, estaremos abiertos a la crítica constructiva y a todos los sistemas de control interno que sean necesarios y convenientes.


En Ciudadanos Libres Unidos entendemos la renovación política como fundamental para que cualquier país democrático pueda progresar. Para ello es necesario que este objetivo no se quede en mero lema conceptual. 


CILUS - una apuesta ciudadana, una osadía ciudadana



Nuestros objetivos

En CILUS buscamos y queremos una sociedad más justa y más humana, con una mejor distribución de la riqueza, en la que los sacrificios estén también mejor repartidos y en la que ningún ciudadano se vea privado de los bienes y servicios más elementales, algo que está ocurriendo actualmente.

Queremos que la política esté al servicio de las personas y no de los políticos o del gran capital, una política que fomente los valores del esfuerzo y del sacrificio y no del despilfarro, una política limpia y transparente, una política en la que se dé una auténtica separación de los poderes del estado.

En CILUS queremos unos ciudadanos altamente formados y libres en una sociedad sin privilegios y con las mismas oportunidades para todos, cualquiera que sea el origen social, económico o regional, unos ciudadanos solidarios con los demás ciudadanos de España y del mundo y que participen activamente en la gestión de este su estado.