lunes, 22 de octubre de 2012

Zapatero como arma de destrucción masiva

Lo sucedido este domingo demuestra una cosa: lo de Andalucía y Asturias fue una excepción. El destrozo que ha causado Zapatero en su partido durante sus años de mandato es de tal magnitud que el PSOE va a tardar muchos años en recuperarse. Los españoles no olvidan, ni perdonan. 

El razonamiento es muy sencillo. Si no fuera así, el Gobierno del PP ha dado sobrados motivos para haber cosechado una sonora derrota al menos en Galicia. No sólo debía haber perdido allí, en buena lógica, la mayoría absoluta. Es que debía haberse desplomado en las urnas pagando el descontento de los ciudadanos. 

Porque el cabreo es intenso en millones de funcionarios, de parados, de autónomos, de pequeños ahorradores, de consumidores, de profesores, de escolares, de universitarios, de investigadores. Profesionales de la construcción, proveedores de la Administración Pública, sindicatos, defensores de la ayuda y la cooperación, militares, Erasmus, periodistas… han manifestado su descontento con los políticos en general y con este Ejecutivo en particular.

Y no es un movimiento superficial. Por primera vez en la historia de este país habrá dos huelgas generales convocadas en un mismo año. Hay movilizaciones regulares en la calle, protestas y algaradas. 

Hay desafección hacia la clase política y un enfado muy grande hacia este gobierno que recorta, recorta, recorta y asfixia a los individuos con más impuestos y gravámenes. 

Aún así, el PP no se hunde. Baja en las encuestas pero no se derrumba, que sería lo razonable. Frente a esto, el PSOE está demostrando que se encuentra herido de muerte. No han sido simplemente unos rasguños, no. Se trata de un tumor con metástasis. Veremos si tiene cura y veremos lo que tarda en sanar.

Son indudablemente muy buenas noticias para Mariano Rajoy. Porque a poco que logre ponerle el cascabel a este gato de la crisis, como logre en un par de años dar con la tecla que saque a España de este berenjenal en el que está metido y pueda volver a bajar impuestos… creo que la sola mención a una vuelta al pasado será suficiente argumento para que este enfermo PSOE entre en fase terminal.

Ya, desde antes de la Guerra Civil Española, el PSOE debería de haber desaparecido de la faz de España, pues ha demostrado ser un Partido inutil y destructor, que para conseguir o mantenerse en el Poder, hace lo que sea, cuando sea y como sea y los miembros de sus distintos Gobiernos, verdaderos parásitos. Entre las muchas "atropelias" que han cometido es la cesión de la cartera educativa a Comunidades Separatistas, que es el principal germen de la desintegración de España. No se está hablando del Socialismo, sino del PSOE.

Rodriguez Zapatero, ha traido grandes problemas para España, pero para su Partido , el PSOE, ha sido "letal".

Ahora, ante el crecimiento que está experimentando el Nacionalismo / Separatismo, en las Comunidades del País Vasco, Galicia y Cataluña, por un lado y el terrible problema económico y de imagen que tenemos en España, mas que nunca, es necesario, que existan partidos que defiendan la Constitución Española y tengan, como principal objetivo, el bien común de los Españoles.

En España, se da una realidad, que no conozco otro país en el que exista y es que el Nacionalismo y el Separatismo, que, en principio, son movimientos antagónicos, vayan de la misma mano. 

Nota: Inspirado en Javier Fumero

No hay comentarios:

Publicar un comentario